Llega Año Nuevo y, con él, los propósitos y el reto de mantenerlos más allá de los primeros días del año. Los más habituales son apuntarse al gimnasio, aprender inglés y el clásico de todos los años, que para muchos también será el rey de los propósitos para el 2016: Dejar de fumar.

Cómo dejar el tabaco

Dejar de fumar - Psicología en CáncerEn una entrada anterior en este blog ya hablaba de dejar de fumar, destacando que SIEMPRE es posible. No es algo que solo pueda conseguir el 80% o el 90% de los que lo intentan, sino que todo el mundo puede. Cada uno tendrá que encontrar su modo, y hay que tener en cuenta que algunas personas pueden recaer e intentarlo de nuevo otra vez. Pero se consigue.

Ventajas de seguir fumando: Ninguna.

Ventajas de dejar de fumar: Mejora el olfato, mejora la respiración, disminuye el riesgo de sufrir cáncer o enfermedades cardiovasculares respecto de como estaba este riesgo mientras se fumaba, aumenta la energía física, provoca una sensación de independencia de la sustancia, y permite ahorrarse una cantidad ingente de dinero: para un fumador de un paquete diario, cerca de 1.500 euros al año. O sea, vacaciones pagadas. A estas hay que añadir las ventajas personales que cada uno identifique para él mismo.

Volviendo al método para dejar de fumar

¿Cómo dejar el tabaquismo? ¿se necesitan parches, o chicles de nicotina, y cosas de esas? Algunas personas lo pueden necesitar. Otras querrán ir al médico para que les recete algun medicamento como la vareniclina. Los habrá que se comprarán un libro que les irá la mar de bien, y otros simplemente tirarán la cajetilla con el último cigarrillo a la basura, sin necesitar nada más.

Como psicólogo de la salud que trabaja con personas que tienen cáncer y sus familiares siempre me han preocupado los estragos que este producto provoca en quien lo consume, y las artimañanas de la industria tabacalera para escabullirse de las limitaciones en su publicidad y distribución. Cada día se diagnostican en Cataluña 9 casos de cáncer de pulmón, 8 de los cuales están causados por el tabaco.

Por esto hace un tiempo empecé a pensar en un método para dejar de fumar que cumpliera una serie de requisitos:

  • Que no incluyera ningún producto sustitutivo de nicotina (chicles, parches, inhaladores, etc).
  • Que pudiera hacerse sin interrumpir la actividad diaria.
  • Que utilizara los argumentos y las aportaciones de su beneficiario, y no sólo los del profesional.
  • Que se realizara en contacto directo con el profesional, de persona a persona. Nada de programas automáticos que producen respuestas repetidas a partir de un formulario.
  • Que aún lo que dice el punto anterior, pudiera aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías.

Deixar de fumar - Psicologia en CàncerEl resultado es un programa para dejar de fumar que consta de 6 sesiones, de frecuencia semanal y de 30 minutos cada una. A continuación voy a describir qué hacemos en cada una de las sesiones, pero quiero aclarar que priorizo la flexibilidad a la rigidez: cada persona tiene sus ritmos, sus preferencias, y el programa para dejar de fumar debe adaptarse a las necesidades individuales.

En la primera sesión hacemos un poco de entrevista y evaluamos el grado de dependencia a partir de un test de respuesta muy rápida y fácil.

En la segunda sesión hablamos de como afecta al usuario el hecho de fumar: consecuencias sobre la salud, pérdida de tiempo, problemas de relación con los demás…

En la tercera sesión evaluamos los motivos para dejar de fumar, tanto los universales (mejorar la salud, ahorrar, evitar molestias como los olores y el humo) como los personales que cada usuario valore para si mismo. También valoramos los beneficios de dejarlo, que ya empiezan a notarse desde el primer día.

En la cuarta sesión hablamos de los “tipos” de cigarrillo que se consumen: los que se fuman por aburrimiento, los que forman parte de una rutina, los del descanso en el trabajo, etc. Y buscamos formas de evitarlos.

En la quinta sesión nos centramos en mantener el abandono del tabaquismo: resistir las ganas de fumar, reforzar los logros conseguidos, evitar tentaciones, etc.

En la sexta sesión se supone que ya no se fuma nada. Hacemos un repaso de todo el programa y planificamos el futuro inmediato para intentar no volver a recaer.

A lo largo de todo el programa vamos viendo en un gráfico como el número de cigarrillos fumados se reduce día a día.

Las sesiones se hacen via Skype. El usuario recibe los materiales por correo electrónico. Además a lo largo de todo el período está disponible para todos los participantes un teléfono de atención permanente: 644 29 87 59 (de lunes a viernes de 9h a 21h) y una dirección de correo electrónico para aclarar dudas que surjan en cualquier momento: info@psicologiaencancer.com.

Todo este programa lo ofrezco por sólo 179,00 €. Y si trae a otra persona que también quiera dejar de fumar, usted tendrá un descuento adicional del 15%.

También puede ver la entrevista que me hicieron sobre cómo ayudo a dejar de fumar, como parte del programa “21 días para mejorar la salud cardiovascular“:


¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza Akismet para reducir el spam. Aprende más de cómo se procesan los datos de tus comentarios.