Seguro que alguna vez habéis visto alguna publicidad que dice “¡Deja de fumar fácilmente!”. Yo también. Pero desengañémonos: dejar de fumar no es fácil. Si lo fuera no haría falta ningún tratamiento, nadie necesitaría ayuda médica o psicológica (ni siquiera la de un libro) y la industria tabacalera estaría algo más nerviosa. Dejar de fumar es difícil, como ocurre con todas las adicciones: porque hay un hábito y porque el cuerpo se acostumbra a recibir una cantidad de nicotina, y la reclama cuando no la tiene. Además los hábitos suelen asociarse entre ellos: cosas como el café, o los amigos, o el sexo, pueden hacer venir ganas de fumar.

¿Es fácil dejar de fumar?

Dejar de fumar - Psicologia en CancerAlgunas de las personas que fuman y lo quieren dejar tendrán que hacer más de un intento. Puede caer un cigarrillo tras llevar meses o años sin fumar, que a veces puede dar lugar a una recaída; o se puede recuperar el tabaco después de un cambio vital importante. En este punto, si consideramos que los motivos para dejar de fumar siguen allí, es probable que lo intentemos de nuevo.

Por qué? Porque fumar es una conducta que se ha transformado en hábito. Y por el camino han pasado varias cosas:

  • Hemos establecido que “toca” hacer un cigarrillo en ciertos momentos del día: con el desayuno, a media mañana, después de comer, etc. Y la vida se ha organizado alrededor de esto.
  • Hemos adaptado nuestros trayectos habituales para poder pasar por dalante de un estanco.
  • Los beneficios de fumar (relajación, placer) son instantáneos, mientras que las ventajas de dejar de fumar tardan un poco más en notarse: algunos, unas horas; otros, varios meses.
  • Tenemos un gen, que se llama CYP2A6, que se encarga de metabolizar la nicotina a su paso por el hígado. Es el que nos pide que volvamos a fumar cuando llevamos un rato sin hacerlo, y se le puede hacer callar cambiando de hábitos. En algunas personas este gen tiene más capacidad de actuar que en otras.

¿Cuáles son las ventajas de dejar de fumar?

  • Según la marca y la cantidad que se fume se puede ahorrar mucho dinero, o muchísimo.
  • En pocas horas se normalizan los niveles de oxígeno y de monóxido de carbono en la sangre.
  • Se reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, respiratorias o muchos tipos de cáncer (sobre todo de pulmón, lengua, labios y vejiga).
  • Baja la frecuencia de infecciones y de episodios de cansancio por hacer esfuerzos físicos. Aumenta la energía.
  • Dejan de producirse daños en los espermatozoides -en el caso de los varones- y baja el riesgo de malformaciones fetales -en el caso de las mujeres embarazadas-.
  • Se recupera el olfato y el sentido del gusto.
  • El aliento, el cabello y la ropa dejan de oler a humo.
  • No hay que salir a la calle para fumar cuando se está dentro de un establecimiento.
  • Mejora la vida social: Se puede estar más tiempo con los amigos.
  • Aumenta la sensación de libertad, al haber eliminado la dependencia.

¿Cómo puedo intentar dejar de fumar?

Un secreto que os ayudará a intentarlo: el 100% de fumadores lo pueden dejar. Así como muchos medicamentos pueden tener una eficacia de, por ejemplo, el 80% o el 90%, el abandono del tabaco lo puede conseguir todo el mundo. Sin excepción.

Dejar de fumar con psicólogoPero como decíamos, cada uno tiene su método. Hay personas que, simplemente, cogen el paquete de tabaco y lo tiran a la basura. Sin tener que hacer ningún esfuerzo posterior. Otros reucrren a servicios de su empresa para dejar de fumar, a médicos de familia, a libros de autoayuda, a hipnosis… Si es eficaz y no tiene efectos adversos destacables, adelante.

En Psicología en Cáncer encontrarás un plan para ayudarte a dejar de fumar. Lo haremos en sesiones cortas (de 30 minutos, una vez a la semana, más un poco de deberes) y sin tener que tomar ningún medicamento. Además lo podréis hacerdesde casa con el ordenador, vía Skype. Y a un precio que, comparado con lo que os gastáis en tabaco, os parecerá ridículo: 179 euros.

Siempre es un buen momento pero, cuánto antes sea, mejor. Esta es la entrevista que me hicieron para ayudar a dejar de fumar, dentro del programa “21 días para mejorar la salud cardiovascular“:


¡Salud! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza Akismet para reducir el spam. Aprende más de cómo se procesan los datos de tus comentarios.