Esther (52 años)

“En el hospital me dijeron que para hablar con la psicóloga había una lista de espera de 3 meses. Me pareció demasiado y, buscando por internet, llegué a Psicología en Cáncer. Hice la primera sesión al cabo de 3 días”.

Amanda (71 años)

“Me quedo con una frase que Joan dice mucho: “Cuando se cierran todas las puertas, podemos abrir una ventana”. El psicólogo busca la esperanza bajo las piedras para que nunca te sientas sola”.

Isabel (58 años)

“Me diagnosticaron cáncer de mama y me hablaron de Psicología en Cáncer. Hice 5 sesiones con él en Manresa y me fueron muy bien para encarar la enfermedad”.

Javier (47 años)

“Joan tiene una preparación y formación ejemplares, una gran experiencia y ofrece desde el primer minuto mucho interés, implicación, atención y empatía.”

Antonio (62 años)

“Yo nunca había ido al psicólogo, ni sabía que se podía ir por un cáncer de próstata. Pero Joan me ayudó a entender lo que me ocurría y a cambiarlo. Los problemas de pareja se solucionaron”.

Sonia (34 años)

“Mi padre tuvo cáncer de pulmón y se lo diagnosticaron muy tarde, cuando ya estaba terminal. Con Joan hablé de mis miedos y de lo que no podía hablar con nadie más. Me escuchaba y siempre tenía a punto las palabras que yo necesitaba. ¡Gracias!”

Sara (49 años)

“Un psicólogo comprometido y atento y siempre dispuesto a ayudar. Yo me sentía muy sola, aunque toda mi familia sabia que tenía cáncer, pero con él todo fue más fácil y me ayudó a sentirme mejor conmigo misma. Podía hablar sin tener que callarme nada”.