Sonia (34 años)

«Mi padre tuvo cáncer de pulmón y se lo diagnosticaron muy tarde, cuando ya estaba terminal. Con Joan hablé de mis miedos y de lo que no podía hablar con nadie más. Me escuchaba y siempre tenía a punto las palabras que yo necesitaba. ¡Gracias!»