Antonio (62 años)

“Yo nunca había ido al psicólogo, ni sabía que se podía ir por un cáncer de próstata. Pero Joan me ayudó a entender lo que me ocurría y a cambiarlo. Los problemas de pareja se solucionaron”.