Cuando hablamos con alguien que tiene cáncer nos podemos preguntar qué es adecuado decirle y qué no. En general, actuar con normalidad es la mejor manera de apoyar a una persona con cáncer, sobre todo si hay confianza suficiente. Pero a veces podemos dudar sobre los temas a tratar, o equivocarnos con un comentario hecho con buena intención. Este artículo habla de qué decir a alguien con cáncer y qué no decirle.

Qué decir a alguien con cáncer - Psicología en Cáncer

Cómo apoyar a una persona con cáncer

La noticia de que una persona a la que conocemos tiene cáncer nos causa un gran impacto. Sobre todo si es alguien cercano, como un/a amigo/a o un/a familiar. Y aunque pensemos que nos podemos hacer una idea de cómo se debe sentir, no suele ser así. La experiencia del cáncer solo la conoce quien tiene la enfermedad. Por eso quien nos puede ir guiando mejor sobre cómo apoyar a una persona con cáncer es esa misma persona.

Las primeras conversaciones pueden ser un poco difíciles: no sabemos si va a querer hablar del cáncer o si, al contrario, preferirá que no salga el tema. Las dudas sobre qué decir a alguien con cáncer giran alrededor de esto. La precaución de no hacer daño puede hacer difícil que salgan temas de conversación o, incluso, que se evite hablar con esta persona.

A veces son los propios pacientes los que, a partir de su experiencia, explican qué decir a alguien con cáncer y qué es mejor no decirle. Esta colección puede servir para dar unas orientaciones generales. De todas maneras no olvidemos que el trato que más desean las personas con cáncer es el de toda la vida, sobre todo por parte de las personas de confianza.

Qué decir a alguien con cáncer

Cómo apoyar a una persona con cáncer - Psicología en Cáncer

  • «Lo siento«: Esta frase es válida siempre y cuando no se diga sobreactuando. O sea, si decimos que lo sentimos, que sea porque lo sentimos de verdad. Es una buena manera de decirle que hemos captado que está atravesando una situación difícil.
  • «Te tengo presente«: Quien se enfrenta a esta enfermedad sabe que algunos amigos desaparecen. Saber, también, que hay quien piensa en él/ella, le ayudará a reducir la sensación de soledad.
  • «¿Quieres que hablemos de ello?«: Muchas personas con cáncer no piden hablar de la enfermedad a sus conocidos, porque quieren ahorrarles preocupaciones o porque piensan que no les va a ayudar. Es importante que sepan que estamos dispuestos a escucharles hablar de temas difíciles.
  • «Si necesitas algo, dímelo«: Puede que en aquél momento no necesite nada, pero que al cabo de dos días tenga que ir al hospital y necesita que le lleven en coche. Estas ayudas les hacen la vida más fácil.
  • «El fin de semana hago una cena con amigos ¿Te apuntas?» Una cena con otras personas ayuda a mantener el contacto social y a distraerse. Incluso, si son desconocidos, quizás no sabrán que tiene cáncer, y se ahorrará explicarlo repetidamente.

Y si no sabemos qué decir, no hay ningun problema en hacerlo evidente: «Lo siento, pero no sé qué decir«. Esta frase puede sustituir un silencio incómodo. Además, explicitar que una situación es difícil, hace que no lo parezca tanto.

También te puede interesar leer: El uso del humor en cáncer

Qué NO decir a alguien con cáncer

Algunos comentarios pueden ser desafortunados. Unas veces lo son por un descuido y, otras, porque quién los hace solo quiere satisfacer una curiosidad morbosa. Pero no es necesario que nos asustemos ante la posibilidad de cometer errores. Nadie nace enseñado sobre cómo apoyar a una persona con cáncer y, si nos equivocamos, una disculpa suele ser suficiente.

  • Qué no debemos decir a alguien que tiene cáncer - Psicología en Cáncer«Seguro que saldrás de esto. Si confías en Dios, se apiadará de ti«. No olvidemos que no todo el mundo sobrevive al cáncer. Y no podemos hacer pronósticos sobre una persona en particular. Por lo tanto, decirle que seguro que saldrá, es hacer una promesa que no sabemos si podremos cumplir. Por otro lado las creencias religiosas solo ayudan si la persona las tiene. En caso contrario lo puede ver como intrusivo, o como que le estamos poniendo condiciones para que se cure.
  • «Sé positiv@«: No hay instrucciones sobre cómo afrontar el cáncer. Algunas personas lo viven con desesperación, otras con resignación y otras como una lucha. Todas estas fórmulas son igual de válidas y la persona tiene derecho a seguir la que le salga de dentro. Ser positivo no funciona por recomendación y,  si el paciente lo fuerza, le puede suponer una carga adicional de ansiedad.
  • «¡Qué envidia, como has adelgazado!«: Una persona solo se alegra de haber adelgazado cuando ha dado una serie de pasos con este objetivo (una dieta, ejercicio físico, etc). El aspecto físico se ve afectado cuando se tiene cáncer, y adelgazar por este motivo no es para celebrarlo. Aunque esta persona, efectivamente, quisiera adelgazar.
  • «Toma infusiones de…«: Es el oncólogo, junto con el paciente, quién establece el tratamiento. Y las infusiones pueden interferir con la eficacia de algunos tipos de quimioterapia, como se ha demostrado con la manzanilla o la hierba de San Juan.
  • «El cáncer no existe. Es un invento de las farmacéuticas para ganar dinero«: Esta frase no solo es mentira, sino que además puede minar la confianza del paciente hacia el oncólogo. Y la confianza es fundamental.

Seguramente te habrás fijado en que lo que se aconseja decir tiene forma de oferta, mientras que lo que conviene no decir tiene forma de instrucción o sugerencia. Es una buena manera de saber qué decir a alguien con cáncer y distinguirlo de lo que es menos adecuado.


¿Conoces más frases que sepas que son adecuadas -o no- a la hora de apoyar a una persona con cáncer? Escríbelas en un comentario! Y si tienes un/a conocid@ que necesita saber qué decir a alguien con cáncer, comparte este artículo.

Este artículo tiene 20 comentarios
  1. Hola me encantó este artículo, de hecho yo hace un tiempo hice mi listado de cosas de que decir y no decir a un paciente con Cáncer a partir de mi experiencia, ya que hace cinco meses me diagnosticaron cáncer de colon a mis 33 años y llevo tres ciclos de ocho quimioterapias las cuales son bien difíciles de llevar. Pero bueno aquí van mi lista que concuerda con lo que dice en el artículo, comienzo con cosas que no decir:
    1. Esto está en el plan de Dios: Por favorrrr que Dios tan macabro quiere que nos enfermemos de una despiadada enfermedad, la gente poca de cerebro cree que es un castigo divino o algo así. Por favor nada de comentarios de esos, nadie y en especial los amigos lejanos (compañeros de trabajo) saben como es la relación de uno con Dios así que ni juzguen ni vengan con esas cosas que causan más dolor.
    2. Se positiva quizás esto lo atraiste con tu mente porque eres negativa: Que tontería, Entonces soy megamente!!! voy a atraer que se acabe la corrupción y haya paz mundial jajaja.
    3. Esto es para que cambies y pienses en lo importante de la vida: Gracias pero la culpabilidad no ayuda.
    4. No te miento el tratamiento es largo y doloroso: Que babosada si usted no es el médico no tiene autoridad para decir eso, y así lo fuera uno toma el diagnóstico no el pronóstico. Todos vivimos procesos diferentes y el miedo no ayuda.
    5. Es que trabajas mucho por eso te paso: Nadie sabe la causa del cáncer, si usted la sabe paténtela y se hace rico y famoso.
    6. Y cómo lo tomaron tus familiares?: Gracias pero mi situación no es para alimentar su morbo.
    7. Vas a salir de esto mentalizate! U otro tipo de promesas: No las haga, no hablen de un futuro, hacer promesas a un paciente con cáncer es cruel, en serio, si lo que a uno le enseña esta enfermedad es que se debe vivir un día a la vez y agradecer por ello.

    Bueno ya dejando mis malos recuerdos a mi que me gustó que me dijeran:
    1. A la mier da todo aquí lo que importas eres tú!!!: Si, suena egoísta pero es así, la conclusión de esta enfermedad es que uno se debe tratar con amor y mucho (amo los consejos de mamá).
    2. No sabemos porque paso esto pero ¡Estamos contigo!: Si es auténtico mil gracias por eso.
    3. Acepta, ama y agradece: Pues si es lo único en este difícil camino, los sentimientos constructivos ayudan a sobrellevar la enfermedad.
    4. Déjate de güevonadas!!!: ésta me encantó porque me despertó de mi actitud de víctima y de enferma: pensamientos de miedo a la muerte de uno mismo tampoco ayudan porque Sufrir es cuestión de método.
    5. Hablen de sus cosas! Cuenten chismes y chistes: un cáncer no lo vuelve a uno un marciano, y hablar sólo de la enfermedad cansa. Por eso mi consejo es nada de redes sociales yo cerré las mías, que pereza hacer de esto un reality show.
    6.Lo único que puedes controlar son tus pensamientos: No se controlan los comentarios de los demás, no se controla la situación, ni siquiera el cuerpo se puede controlar, sólo nuestros pensamientos y la realidad que construimos con ellos.
    7. No digan nada y si son cercanos un abrazo basta!

    Así que un abrazo para todos los que alcanzaron a leer el comentario 19 jejeje, y muchos muchos besos. Dios nos bendiga y Que la fuerza nos acompañe!!!

    1. Hola Laura muchas gracias por su comentario! Son muy buenos ejemplos que pueden ayudar a muchas personas que tienen cáncer, y a otras que conocen a alguien con la enfermedad. El lenguaje que usamos con las personas es muy importante!

  2. Hola, tengo 41 años y me han operado hace dos meses de cáncer de mama. No han tenido que darme quimio, y llevo 4 sesiones de radioterapia. No he querido contar a algunos familiares (tías y primos) por lo que estoy pasando, porque mis tías son de la «vieja escuela» y sé que se van a poner en plan pesimista, como si me hubiera caído una sentencia de muerte, cuando el pronóstico es bastante bueno. Lo que peor me sentó fue que, al comentar con naturalidad con mis compañeros de trabajo que me tendrían que dar radioterapia, una compañera que estaba allí, que no sabía que yo tenía cáncer, me dijo con tono exageradamente compasivo: «¿y lo dices así?». No pude callarme, y le dije: «Oye, que no me estoy muriendo». Entiendo que todavía se tiene la idea de que el cáncer es una enfermedad grave e incluso mortal, y que para algunas personas es incómodo hablar de este tema, y no lo hacen con mala intención, pero sin querer, te hunden.
    Me lo estoy tomando con mucho optimismo, estoy encantada de estar de baja (tengo mal ambiente en mi trabajo), pero soy humana y tengo momentos en que pienso que tengo una espada de Damocles encima de mí. Además, no tengo pareja, y si algún día la tengo, me da un poco de miedo decirle que he tenido cáncer, no solo por el aspecto de mi pecho (he conservado la mama, pero lógicamente, hay una cicatriz, pezón hacia dentro, está asimétrica respecto a la otra) sino porque parece que da mal rollo tener cáncer. Saludos.

    1. Hola koko, muchas gracias por su comentario. Es muy cierto lo que explica sobre la forma cómo todavía ven el cáncer muchas personas: como si el pronóstico tuviera que ser necesariamente malo. Eso es lo que lleva a algunos pacientes a ocultar la información a segun quien, cuando piensan que va a ser un problema más que una solucion (por ejemplo, en esos casos de compasión exagerada). La sensación de amenaza constante es habitual y, si solo altera el bienestar de forma moderada se puede usar como una herramienta: para estar alerta ante cualquier síntoma y volver al médico. Finalmente, permítame que le sugiera la lectura de este artículo sobre la dificultad de buscar pareja después del cáncer. Muchas gracias!

  3. Fui diagnosticada con un timoma hace mas de dos años y este año me operaron por metástasis en pleura y diafragma. En este proceso me han dicho muchisimas cosas las cuales he escuchado y respondido sin tratar de lastimar a nadie, pero en el fondo la idea es que quien no salga lastimado sea uno; en mi caso me molesta que me pregunten sobre mi tipo de cáncer pues es poco común y me toca dar una explicación lo q me hace tener q recordar cosas; me han preguntado el estadio en que esta, si es agresivo o no? me han dicho que son asuntos sin resolver, que es falta de amor, me dicen ayyy y tan joven (tengo 34), menos mal no tienes un tumor de xx cm, creo que a veces no hay mala intención pero de verdad puede molestar y generar angustias.

    1. Hola Melina, muchas gracias por su comentario. Es cierto que lo que dicen otras personas no suele ser con mala intención, aunque muchas veces no ayuda sino todo lo contrario. La respuesta que damos a cada uno depende de la confianza que tengamos con esa persona, o de cómo nos encontremos aquel dia. Se puede responder a los demás sin lastimarlos, pero sin dar explicaciones: si le han dicho algo a usted que la ha molestado, puede ser bueno que se den cuenta de ello! Así la siguiente vez tendrán más cuidado. Al final es usted quien decide qué les dice y qué no. Le deseo lo mejor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.