El insomnio es uno de los trastornos más frecuentes en las personas con cáncer: entre el 30 y el 50% de enfermos oncológicos pueden tener insomnio. La dificultad para dormir agrava la fatiga durante el día, provoca irritabilidad y contribuye a aumentar la ansiedad. Este artículo habla de cómo pueden combatir el insomnio las personas con cáncer.

Insomnio en personas con cáncer - Psicología en Cáncer

El problema de no poder dormir

El insomnio es la dificultad para dormir, que se puede producir en tres momentos de la noche: a la hora de conciliar el sueño (tardar mucho en dormirse), para mantenerlo (despertares frecuentes durante la noche) y en el momento de terminarlo (despertarse muy pronto de madrugada y no poder volver a dormirse). Para hablar de insomnio debe producirse varias noches a la semana y durante un cierto tiempo. La dificultad para dormir algunos días de vez en cuando no es un trastorno del sueño.

Las consecuencias del insomnio afectan a muchos ámbitos de nuestra vida. No poder dormir nos hace sentir más irritables, alarga las dificultades que hayamos podido tener durante el día, y hace aumentar la ansiedad. También se relaciona con problemas de memoria y concentración, el aumento del consumo de sustancias y los riesgos en la conducción y en el trabajo.

Las causas del insomnio en las personas con cáncer

Insomnio causas - Psicología en Cáncer

El insomnio relacionado con el cáncer puede tener varias causas:

  • Los síntomas de la enfermedad: El dolor, la tos, la postura que comprime partes del cuerpo donde hay un tumor, etc.
  • Los efectos secundarios del tratamiento: Las náuseas y los vómitos, la fatiga importante, los cambios de horario debidos a pruebas médicas, etc.
  • El impacto emocional del cáncer: La preocupación por cómo evolucionará la enfermedad, las dudas sobre la eficacia de la terapia, etc. Durante el día se mantienen algunas actividades que permiten cierta distracción pero, por la noche, el parón de la actividad y el silencio facilitan la reaparición de estas preocupaciones.

Es muy importante dar a este impacto emocional la atención que se merece y tratar el insomnio como problema. El descanso es fundamental para el bienestar y podría contribuir a la eficacia del tratamiento contra el cáncer.

Combatir el insomnio

Recuerda que si te suscribes al boletín electrónico de Psicología en Cáncer, al pie de esta página, recibirás la Guía de mejora del sueño y el descanso para personas con cáncer.

Ayuda para dormir - Insomnio en personas con cáncerEl insomnio se ve potenciado por la propia ansiedad que genera, en forma de círculo vicioso. Si vamos a dormir pensando que nos costará, nos ponemos nerviosos. Empezamos a dar vueltas a la cama y vemos como pasan las horas sin poder dormir, aumentando así la ansiedad. Por tanto dormir se convierte en algo todavía más difícil. El insomnio se autoalimenta. Y para descansar necesitamos estar relajados.

La función del sueño es recuperarnos de la actividad hecha durante el día. Por lo tanto la calidad del descanso también depende de lo que hemos hecho durante la jornada. Las medidas para combatir el insomnio las podemos tomar en 3 momentos: A lo largo del día, cuando vamos a dormir y cuando vemos que nos cuesta dormirnos. El descanso de calidad será la suma de todas estas prácticas:

Qué podemos hacer durante el día para dormir mejor por la noche

  • Limitar el consumo de cafeína y otras bebidas excitantes, como el te, a partir de la tarde.
  • Practicar ejercicio físico, de intensidad moderada, aproximadamente a la mitad del día: ni muy pronto por la mañana, ni por la noche. Caminar unos 30 minutos diarios puede ser suficiente.
  • Mantener unos horarios de sueño regulares los 7 días de la semana: ir a dormir y levantarse cada día a la misma hora, independientemente de las horas que hayamos dormido.
  • Dejar de hacer siesta. Si tenemos insomnio es mejor concentrar el sueño en un solo período por la noche.
  • No usar la cama para trabajar, ver la tele, etc. La cama debe ser sólo para dormir, para descansar cuando nos encontramos mal y para estar con la pareja.

Combatir el insomnio - Psicología en CáncerAntes de acostarnos: Establecer un rutina

  • Apagar algunas luces de casa y bajar el ruido.
  • Hacer alguna actividad tranquila, como leer u ordenar papeles.
  • Dejar de mirar el móvil y la tablet una hora antes de ir a dormir. Estos aparatos desprenden una luz blanca que engaña a nuestro cerebro, haciéndole creer que todavía es de día.
  • Tener el dormitorio en unas condiciones de temperatura, luz y silencio adecuadas, siempre que sea posible.

Ayuda para dormir cuando lo intentamos y no podemos

  • Nos podemos levantar y caminar un rato por casa, muy poco a poco.
  • Ducharnos con agua caliente o templada.
  • Tomar alguna infusión caliente (aunque algunas personas dicen que si hacen eso se despiertan más tarde para ir al baño).
  • Si nos vienen pensamientos que nos provocan ansiedad podemos intentar sustituirlos por pensamientos más agradables, como unas vacaciones o un buen recuerdo del pasado.
  • Practicar ejercicios de relajación, dejando que las partes del cuerpo se vayan “durmiendo” una a una, y concentrándose en notar la propia respiración.

Estas son pautas básicas que pueden ayudar a resolver el insomnio. Si no son suficientes, puedes consultar a un psicólogo para abordar el problema de manera más personal.

Antes de tomar ningun medicamento para dormir es muy importante consultar a un médico para que busque el fármaco adecuado. No todos los productos son iguales ni funcionan de la misma manera. Tomar medicación por tu cuenta podría acabar empeorando el problema.


Si pones a prueba estas pautas, explícalo en un comentario! Y si crees que este artículo puede ayudar a alguien que conoces, compártelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.