Una investigación demuestra que los hombres que tienen ansiedad generalizada tienen el doble de riesgo de morir de cáncer en comparación con los hombres no ansiosos. Esta relación no se ha encontrado en las mujeres. El estudio es para leerlo con precaución para evitar malentendidos. Intentaré responder a la pregunta que me han hecho muchas veces: Si el estrés puede provocar un cáncer. Una paciente que tuve hace algunos años estaba convencida de que su tumor era una consecuencia de la muerte de su marido 6 meses antes.

Ansiedad y cáncer - Psicología en Cáncer

Foto: aaayyymm eeelectriik (flickr.com)

Qué es la ansiedad generalizada

La ansiedad generalizada es el trastorno por el cual una persona nota una ansiedad excesiva ante múltiples aspectos de la vida (profesionales, familiares, sociales, etc). Este malestar es difícil de controlar y se alarga varios meses, aunque puede durar muchos años.

Los síntomas de ansiedad generalizada son la sensación de inquietud, la dificultad para concentrarse, la sensación de cansarse fácilmente, la irritabilidad, la necesidad de tener todo controlado y planificado, la tensión muscular y las dificultades de sueño. Es un trastorno que afecta a dos mujeres por cada hombre.

Esta psicopatología se ha relacionado con un aumento del abuso de sustancias, la migraña y las patologías cardiovasculares, entre otras enfermedades. También se relaciona con conductas suicidas: (el 13% de personas con esta condición hacen, al menos, un intento de suicidio).

¿Qué dice la ciencia sobre la relación entre la ansiedad i depresión y el cáncer?

símptomes d'ansietat i càncer - Psicologia en càncer

Foto: Pixabay

Popularmente desde siempre se ha relacionado la ansiedad con el cáncer. Y cuando decimos esto incluimos el estrés en general, que también se puede manifestar en forma de síntomas de depresión. La creencia popular acepta que cuando una persona tiene cáncer probablemente sea por algún disgusto previo: un divorcio, la muerte de un familiar, etc.

Pero quien más quien menos todo el mundo tuvo épocas de estrés, o ha experimentado síntomas de ansiedad o depresión. Todo el mundo se ha enfrentado varias veces a las malas noticias. El hecho de que muchas personas tengan cáncer (1 de cada 2 hombres y 1 de cada 3 mujeres serán diagnosticados de esta enfermedad en algún momento de su vida), ha llevado a pensar que la primera podía ser una causa de la segunda.

Hasta ahora no hay pruebas concluyentes que demuestren que la ansiedad es una causa directa de cáncer. Sí que hay algunos estudios que afirman que podría ser una causa indirecta. El cáncer podría estar promovido por los estados o los rasgos de personalidad ansiosos a través de dos vías:

  • Un deterioro del estilo de vida: Las personas ansiosas tienden a tener más hábitos considerados poco saludables. Estos incluyen fumar, o beber, o consumir otras sustancias. También pueden comer de una manera más ligada a la ansiedad que a las necesidades nutricionales reales. No me refiero a personas que puedan estar nerviosas temporalmente por un tema que les preocupa. Hablo de personas con un problema de ansiedad importante, que cumple los criterios de diagnóstico de un trastorno.
  • Una pérdida de vigilancia inmunitaria: Nuestras células tienen unas cuantas mutaciones cada día, estemos sanos o enfermos. Normalmente el sistema inmunitario detecta estas células y las destruye antes de que se empiecen a reproducir. Pero con el estrés nos aumentan mucho los niveles de adrenalina y cortisol, que dificultan la acción del sistema inmunitario. La célula mutada no se puede detectar y se escapa del control. Por lo tanto empieza a crecer y puede acabar dando lugar a un tumor.

Significado de este estudio reciente

El estudio es de un equipo encabezado por la investigadora Olivia Remes del Departamento de Salud Pública y Atención Primaria de la Universidad de Cambridge. Demuestra que los hombres diagnosticados con un trastorno de ansiedad generalizada tienen el doble de riesgo de morir a causa de un cáncer comparados con los no ansiosos. No es un detalle menor: la conclusión no se refiere a que el estrés relacionado con la aparición de un cáncer, sino con la muerte por esta enfermedad.

La investigación se realizó con una muestra de 15.938 ciudadanos británicos. El 1,76% de los hombres y el 2,44% de las mujeres tenían el trastorno de ansiedad generalizada. Es normal que esta situación afecte más a las mujeres. Se hizo un seguimiento durante 15 años. Pero curiosamente, según las conclusiones del estudio, en las mujeres no se encontró ninguna relación entre ambos fenómenos. El motivo no se sabe, y convendría investigar para conocerlo.

Para obtener la conclusión se controlaron estadísticamente otros factores como la edad, la presencia de otras enfermedades crónicas, el tabaquismo, el alcohol y el nivel de actividad física. ¿Qué quiere decir esto? Que se dudaba de si la relación entre ansiedad y muerte por cáncer estaba mediada por el estilo de vida. Por lo tanto los individuos con los factores se repartieron numéricamente entre los grupos. A todos los grupos quedaron la misma cantidad de personas con estos factores de riesgo, pero números diferentes de muertes por cáncer. Esto quiere decir que había de haber algo más que explicara esta relación. El único algo que quedó fue la ansiedad.

… Pero no nos confundamos en la interpretación

Y aquí está el quid de la cuestión. Porque los mismos autores de la investigación dejan claro que no implica que haya una relación de causa-efecto. Admiten que el estilo de vida, u otros factores que quizás no tuvieron en cuenta, pueden hacer de enlace entre la ansiedad y el cáncer.

Hay un ejemplo cásico para explicar esto: en las poblaciones donde hay más cigüeñas, nacen más niños. Esto quiere decir que es cierto que a los niños los traen las cigüeñas? No. Porque se debe contemplar que en los lugares donde hay más cigüeñas, también hay más campanarios donde hacer nidos. Por lo tanto se supone que son poblaciones más grandes. Y es por eso que nacen más niños. Lo que demuestra este ejemplo es que el hecho de que dos fenómenos estén relacionados no significa que uno sea la causa del otro. A veces tenemos que introducir una tercera variable.

Investigación en cáncer - Psicología en CáncerLos investigadores del estudio del trastorno ansioso y el cáncer recomiendan que se siga avanzando en este campo de la ciencia, porque todavía hay hilos sueltos. Que el estrés psicológico sea causa directa de cáncer aún no se ha demostrado, pero eso no quiere decir que lo descartemos.

Las investigaciones realizadas hasta ahora son contradictorias, y conviene irlas ampliando. No sólo para averiguar hasta qué punto son causa y efecto, sino también para buscar opciones terapéuticas. Los autores también recomiendan que se tome la ansiedad generalizada como una señal de alarma para varios problemas de salud. Demasiado a menudo se deja pasar estas personas por “simplemente preocupadas”.

Conclusiones

La investigación demuestra que hay una relación entre tener un trastorno de ansiedad generalizada y morir a causa de un cáncer. Esta relación sólo se ha encontrado en hombres, y no implica ningún tipo de causalidad. Pone un poco de luz al eterno debate sobre si vivir momentos de estrés importante o tener síntomas de depresión puede provocar un cáncer. E invita a seguir investigando en este terreno.

Hasta ahora la producción científica realizada para averiguar si la ansiedad puede provocar un cáncer ha dado resultados contradictorios. Las conclusiones más aceptadas son las que hablan de una relación indirecta: el malestar podría dar lugar a un tumor si hace que la persona tenga un estilo de vida poco saludable, o si perjudica la función inmunitaria.


Y usted, ¿qué opina de las conclusiones de este estudio? Si le ha gustado el artículo, ¡coméntelo y compártelo!

Este artículo tiene 2 comentarios
  1. Yo si creo que la ansiedad desproporcionada puede generar el cancer puesto que segun entiendo la ansiedad equilibrada o normal mantiene funcionando optimamente nuestro cuerpo (organos tejidos celulas) todo eso a nivel biologico pero que pasa si generamos mas ansiedad de lo que necesita nuestro cuerpo no estaremos sobreestimulando a todas las celulas entre ellas las malignas a reproducirse

    1. Hola Alex! Muchas gracias por tu comentario. Hasta ahora ningún estudio científico ha podido demostrar que la ansiedad sea causa de cáncer (lo cual no significa que no pueda demostrarlo más adelante). Concretamente, como sabemos que lo que origina el cáncer es una mutación celular, haría falta saber cómo la ansiedad es capaz de provocar esta mutación, y por qué ocurre en algunas células y no en otras.

      Lo que sí indican algunos estudios es que cuando la ansiedad -en forma de estrés- es intensa y sostenida en el tiempo acaba perjudicando el funcionamiento del sistema inmune; esto podría hacerle perder eficacia a la hora de detectar y destruir células con mutación, y éstas podrían multiplicarse dando lugar a un tumor. Pero esto no indicaría que la ansiedad sea causa de cáncer, sino que participa de forma indirecta. De todos modos la investigación sigue y, quien sabe, si algun dia se descubre todo lo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.